Las charlas y conferencias son mi estrategia de mercadeo #1La clave está en lograr que todas las personas, tanto los más experimentados como las más novatos, se lleven algo de valor…

 Luis, tu eres un experto en marketing digital que ha tenido un gran éxito como conferencista en este tema ¿Cómo llegaste a alcanzar ese éxito y reconocimiento como conferencista?

Creo que aún tengo un largo camino por recorrer. Muchos espacios y públicos aún por impactar y espero que mucho más por aprender.

Los cursos y conferencias son, tal vez, las actividades que más disfruto en mi trabajo. La sensación de sentir a las personas conectadas es algo que me llena de adrenalina y me motiva muchísimo. Creo que eso, mezclado con la pasión que siento por los temas que expongo, hace que a las personas les guste lo que les cuento.

¿Qué importancia tienen las charlas y conferencias para tu trabajo?

(Aquí va una confesión importante) Las charlas y conferencias son mi estrategia de mercadeo #1. Normalmente, al final de cada charla alguien se acerca con una tarjeta y el interés de hacer negocios. He conseguido muchos clientes de esta manera y, además, son una excelente manera de construir marca personal alrededor de un tema.

¿Cuál es el elemento de comunicación más importante que usas para que tus conferencias sean exitosas?

Para mi, la clave está en lograr que todas las personas, tanto los más experimentados como las más novatos, se lleven algo de valor, y no es fácil pero creo que hay que ser muy sensitivo para medir el estado de cada asistente rápidamente y acomodar la charla de acuerdo con esto. La temática no debe ser ni tan básica que los más avanzados se aburran, ni tan avanzada que los principiantes no puedan entender.

¿Cómo logras que otros comprendan temas que son complejos?

Para mí, uno de los elementos más valiosos son los ejemplos, y entre más cercanos a la realidad de los asistentes, mejor. No me gusta hablar de casos que sucedieron en otros países hace un montón de años. Prefiero hablar de casos locales, recientes, relacionados con temáticas que cualquier persona en el público pueda identificar fácilmente. Mi ejemplo de siempre es el negocio de terapia de pareja de mi esposa, es un caso con el que resulta fácil conectar a la audiencia y me permite ilustrar muchos conceptos que resultan fácilmente replicables.

¿Cómo logras construir confianza con la audiencia?

Normalmente, comienzo mis cursos y conferencias con una breve presentación personal en la que procuro mostrar mi lado humano. Creo que a las personas les gusta conocer las historias detrás de otras personas y, muchas veces, se sienten identificados.

Otro elemento importante, en mi opinión, es el hablar de cosas que yo mismo he hecho, probado o experimentado y no de cosas que simplemente leí. Creo que eso le da más validez al discurso.

¿Cómo logras mantener la atención de la audiencia?

Creo que es un mix de muchos componentes: Un poco de contenido teórico de valor para la audiencia, algunos tips prácticos, casos/ejemplos, los más cercanos posibles al público, un contacto visual constante con todas las áreas del auditorio y algo de movimiento por el escenario; y, definitivamente, no puede faltar un poquito de humor, no demasiado, la cantidad justa… como la sal!

¿Qué recomendación le darías a los emprendedores y empresarios que van a dictar conferencias?

Creo que es fundamental pensar en el público y trazar un objetivo para la transmisión de conocimiento/información. Personalmente, me concentro más en la esencia de los temas que quiero transmitir que en la forma de hacerlo, creo que cuando se habla de manera natural y no “de memoria” las personas reciben mejor los mensajes.

¿Qué habilidades de comunicación has desarrollado con el tiempo y cómo las desarrollaste?

Creo que una de las habilidades más importantes que he desarrollado en este campo ha sido la de sentir a cada asistente, saber cuándo alguien está aburrido, o cuando alguien no está entendiendo y poder actuar para corregir el rumbo. En ocasiones, siento que es como dirigir una orquesta: hay que lograr que todas las personas estén conectadas y vayan al ritmo apropiado.

En mi caso, todo ha sido práctica, de cada experiencia he sacado algo y mi única herramienta de aprendizaje ha sido la percepción.

¿Cuál ha sido el mayor reto al que te has enfrentado en una charla o conferencia?

Me sucedió en un curso con una empresa: el público era sumamente variado en conocimiento y por problemas de comunicación había preparado mi presentación en un nivel completamente básico. Después del primer día, sintiendo al público muy desconectado y sintiéndome muy mal al respecto, decidí parar, encuestar a los asistentes por los temas que más les gustaría conocer y reorganizar la charla. A partir de ahí, mejoró considerablemente el ambiente y al final creo que fue positivo el balance y se cumplió con el objetivo.

Cuéntanos una anécdota (divertida) de la conferencia que más recuerdas y porqué

Fue una de mis primeras experiencias en la universidad: teníamos una exposición en una clase y, por alguna extraña razón, el profesor hizo grupos de 20 personas y justo me escogió a mi, el único que no participó en el desarrollo de la presentación (Aún no lo entiendo). No sé muy bien cómo, pero hablé durante 45 minutos donde absorbía en muy poco tiempo cada diapositiva y luego improvisaba sobre la marcha y, al final, el profesor nos felicitó y fuimos el grupo con la mejor nota!